Bettina

Soy Bettina de Anchorena, desde mi infancia crecí entre plantas, desarrollé esta pasión de la mano de mi madre Isabel y mi abuelo Emilio, ambos excelentes jardineros.

La jardinería era un juego al principio, un hobby que me hacía inmensamente feliz.

Estudie ciencias de la Educación, trabaje 5 años hasta que me di cuenta que lo mío era jardinear, diseño de espacios verdes, y trabajar con la Naturaleza. Empecé con arreglos florales, ambientando fiestas, iglesias hasta que a los 35 años decidí hacer de mi hobby una profesión.

Estudie en Espacios verdes, en Pampa Infinita con Martina Barzi y Jose Casares, John Brookes, Jill Billington y Andrew Duff, dos años muy intensos donde realmente descubrí mi vocación, mi pasión.

Doy gracias a Dios por hacer lo que me gusta Desde entonces doy clase de plantación en Pampa Infinita, comparto con mis alumnos aprendiendo “la planta correcta en el lugar correcto”, las clasificaciones, visita a jardines y viveros.

Participe en grupo de Jardineria Sarandíes coordinado por la Ingeniera Agrónoma Elsita Schulte durante 7 años,quien me acompañó en el conocimiento y la valoración de nuestra Flora Nativa. En Uruguay estudie en el Jardín Botánico flora indígena. Contó con la ayuda del Ingeniero Raúl Nin.

Sin duda es un camino de ida. Estudie dibujo y pintura con Anna Rank por 6 años, hago del arte mi aliado .la plantación, sus colores, sus texturas son los elementos, el lugar, el espacio, el lienzo–

Sigo explorando todo acerca de las plantas nativas, las buenas compañías pastizales, praderas, Jardines ecosistémicos, sustentables.

Intervenciones sutiles como si hubiesen estado allá siempre y tratar de captar el espíritu del lugar, creo firmemente en que todo lugar es un lugar!

Desde 1999, estoy plantando nativas, observando cómo se desarrollan, como se comportan que les gusta y que no en los Ombúes en La Barra de San Juan, Colonia Uruguay mi jardín experimental, laboratorio, mi lugar en el mundo.

Por eso digo siempre Soy Argentina, pero tengo raíces en Uruguay

“Creo que el jardín nos ofrece algo espiritual que nos brinda la posibilidad de participar en las maravillas y misterios de la creación.”

Me dedico a sembrar verde en el cemento, privilegio el manejo orgánico al tradicional, a volver a la naturaleza.